Siempre a punto de serlo todo…

Somos todoDecía Oscar Wilde que “somos nuestro propio demonio y hacemos de este mundo nuestro infierno” y razón no le falta al genio de las letras… Somos inconformistas por naturaleza y aunque ese espíritu nos ha hecho avanzar, también es verdad que si no logramos ´controlarlo`, nos puede generar infelicidad… Nos hemos acostumbrado a ponerle a todo un “pero”, un “sin embargo”, un “no obstante” . Somos demasiado duros con nosotros mismos, demasiado exigentes, siempre hipotecando el pensamiento con lo de ayer y con lo del mañana… Y así, nos privamos de disfrutar el “hoy y el ahora” a tope y con los cinco sentidos, porque siempre pensamos que “Estamos a nada de serlo Todo”, cuando ya lo somos… Creo que nos falta enamorarnos de nosotros mismos y hacerlo, además, apasionadamente. De cada increíble punto fuerte y de cada irresistible debilidad…

Comments

comments