Ser fuerte no es ser invencible…

ser fuerteSer fuerte no es ser invencible, ni tener el corazón duro como una piedra. La fortaleza se mide por la capacidad que mostramos a la hora de afrontar los problemas, sacando desde el corazón lo que nos ronda por la cabeza. Ser fuerte no es pelearse a diestro y siniestro con el mundo, ni tampoco rendirse ante las adversidades o, si acaso, rendirse y al minuto siguiente darle vía libre al coraje.

Comments

comments