Parque Rural de Anaga…Naturaleza encantada

IMG_2352 … Y un sábado más, con humedad en el cuerpo y también fuera, nos planteamos recorrer ese bello lugar, tapizado de verde, llamado Parque Rural de Anaga, en esta ocasión haciendo un sendero de relativa facilidad: La Ensillada-Benijo.

Ya en el punto de partida todo el mundo estaba ansioso por recorrer el bosque de laurisilva, pero esta vez las filas de Monsecca no estaban lideradas por su capitán, Paco Canino, tampoco por nuestro todoterreno, curtido en mil batallas, Ángel Perestelo.

El reto de dirigir a esta tribu de caminantes y senderistas, lo tenía Félix de la Rosa, amigo y compañero del grupo y alma de Oditen, su empresa con la que se dedica, desde hace un año, a ofrecer un servicio de guía turístico en todos los idiomas del mundo.   Félix nos había prometido descubrir un mundo lleno de vida que, muchas veces, no tenemos presente al caminar.

onedayDe hecho, este aventurero intrépido  y simpático guía se encarga de mostrar a quienes nos visitan y a los propios canarios  los lugares y rincones más emblemáticos de Tenerife 

Desde el primer momento, Félix llamó nuestra atención sobre toda la gran diversidad de arbustos, sus frutos, sus características, así como de aquellos pequeños pájaros e insectos que fue enseñándonos (gracias también a que se dejaban ver). Este pulmón verde reúne en total a 731 especies endémicas, cifra que representa el 25% de la flora y el 19% de la fauna del Archipiélago, según nos comentó.

El Parque Rural de Anaga, un dinosaurio de seis millones de años, se encuentra en el extremo noreste de la Isla y esconde múltiples secretos, tanto para los turistas como para los canarios.

La verdad es que uno contempla extasiado esta naturaleza encantada, casi mágica. La paz y el silencio de estos tupidos bosques apenas se rompe cuando levantan el vuelo las tímidas y escurridizas palomas que habitan en este umbrío lugar. Félix nos explicó que toda esta zona es muy húmeda debido al impacto permanente de los vientos alisios, que son los que mantienen en buen estado de conservación la Laurisilva, que es la vegetación que antes podíamos encontrar en toda la zona sur de Europa, quedando ahora sólo en Canarias y las islas portuguesas de Madeira y Azores.

DSCN3413Otra de las curiosidades que nos contó Félix , mientras Perestelo y Canino asentían dando muestras del conocimiento que tienen de un territorio por el  que han pateado decenas de veces, es que Anaga tiene el kilómetro cuadrado con más biodiversidad de Europa y África del Norte.

El punto de arranque  de este pulmón verde es a partir del margen izquierdo del mirador de Cruz del Carmen. Los vientos alisios cargados de humedad, la altitud,  los árboles, la orografía escarpada, las actividades de todas las especies y, por supuesto, la protección de esta zona, provocan un privilegiado paisaje, que nos invita a respirar profundamente como si quisiéramos desterrar cualquier residuo de la urbe.

 

Fotos de María Fuerte Armas, Ángel Perestelo y Félix de la Rosa.

El resto del trayecto, desde la parada obligada en el mirador del Cabezo del Tejo, fue también apasionante, sendereando por estrechos caminos horadados por tantas personas en tantos años; el cambio tan radical de vegetación en un determinado momento, demostrando donde no suele llegar la típica nube de esa zona, imprime una variedad de contrastes que hace siempre única esta excursión.

DSCN3441

Llegados al Draguillo descubrimos que, a pesar de que la carretera llega sin casi imperfectos hasta allí, sigue respirando ese aire de pequeño poblado del siglo XVIII, con sus pequeñas casas, huertas y alguna que otra pequeña granja.

De ahí hasta Benijo, a través de la pista, pudimos empezar a ver esa maravilla de cordillera que rodea esta zona de la isla, erosionada hasta casi mostrar las entrañas de una de las zonas volcánicas más antiguas de la isla, incluso sus laderas tienen algo que no es fácil de explicar, pues verlas da una sensación de estar lejos, muy lejos de la civilización, y sólo estamos a 45 minutos en coche.

En fin, una nueva alegría para nuestros sentidos, reconfortados por un excelente almuerzo, en un restaurante algo más allá de lo típico en Casa Paca y también Mercedes, dándolo todo por mantener la cultura del buen comer, como lo hacían nuestras abuelas.

Félix cumplió con lo prometido, todo un lujo descubrir el Parque Rural de Anaga a través de sus explicaciones, llenas de conocimiento y de sensibilidad. Muchísimas gracias. Hasta la próxima :-)

oditen_n

 

 

Si ustedes quieren contactar con Felix de la Rosa para descubrir esta hermosa tierra, de una forma fantástica, pueden hacerlo bien llamando directamente a su móvil 670 82 29 37o o visitando su www.oditen.com

 

http://monsecca.blogspot.com.es/

Comments

comments