El mundo que queremos…

mundo que queremos...Decimos que el amor por nuestros hijos es incondicional y nos pasamos la vida procurando que no les falte de nada, más bien que les sobre de todo porque, queramos o no, hemos sido seducidos por una sociedad que asocia el bienestar al consumo… Y lo que más necesitan es lo que menos les brindamos: nuestro tiempo… un tiempo imprescindible para educarles en valores y afectos, para explicarles cómo y por qué hemos llegado hasta aquí y la necesidad de cambiar todo esto… Tenemos que ayudarles a desarrollar una conciencia crítica porque su implicación y su activismo van a ser imprescindibles…Somos prisioneros de este sistema y tenemos que enseñar a nuestros hijos a proteger el mundo de otra manera…Hoy está en nuestras manos, mañana estará en la de ellos. Es una gran responsabilidad.

Comments

comments