Días crujientes…una cuestión de Actitud

crujienteEn la vida todo es una cuestión de actitud, del enfoque que le damos a las cosas. La tristeza y el pesimismo no conducen a nada porque de un pozo amargo jamás podrá salir agua dulce. Es obvio que no podemos escoger lo que nos ocurre, pero sí la actitud con que nos enfrentamos a nuestro día a día. La actitud con la que vivimos determina mucho el rumbo de nuestra historia personal. Con ella podemos ir forjando, modelando nuestro destino. Hay que alinearse en la trinchera de los que aún viendo la botella medio vacía, saben que pueden llenarla. Les deseo un  dia dinámico, optimista y muy crujiente :-)

Comments

comments