Dejar que la vida fluya…

mágicosLos seres humanos somos mágicos porque con nuestra actitud tenemos la capacidad de hacer de las noches oscuras, días claros, aunque muchas veces no nos damos cuenta porque nos empeñamos en que la vida sea tal y como nosotros la diseñamos…y cuando no es así nos vamos a los extremos… Unas veces, nos vestimos de guerrilleros y luchamos -inconscientes del esfuerzo estéril– hasta por las causas más inútiles y absurdas, vamos incluso contra lo más sagrado que tenemos y que somos nosotros mismos… Otras veces, levantamos la bandera blanca y nos rendimos a lo que sea… Y así dejamos de ser mágicos, porque vamos contracorriente cuando hay que dejar que la vida fluya porque Ella es infinitamente sabia… Ningún copo de nieve cae alguna vez en un lugar equivocado. Todo lo que nos ocurre, sucede por algo…

Comments

comments